Piratería

 

De conformidad con el Art. 423 del Código Penal Ecuatoriano se conoce a la Piratería como “(…) El delito de piratería o asalto cometido a mano armada en alta mar, o en las aguas o ríos de la República (…)”. Esta definición dista de lo conocido en el campo del Derecho de Autor, en el cual es conocida como aquella reproducción no autorizada de obras por parte de terceros; de esta definición nacen varias hipótesis como el Derecho de Autor frente al Derecho al Trabajo; y, el Derecho a la Información frente al Derecho de Autor, todos éstos derechos que ya ha quedado claro no se oponen sino que coexisten en armonía, lo cual se ha logrado gracias a la decisión de las autoridades en la rama, quienes a través del  “Proyecto de Legalización y Regularización del Comercio de Música y Películas a través de medios Digitales CD´S y DVD´S”, que nace en el año 2009 han conseguido un equilibrio que permite un acceso legal a la Cultura y a su vez un reconocimiento para los creadores intelectuales.

Regularización

El proceso de regularización que inicia el IEPI tiene como objetivo el crear un canal de comercialización de gran alcance, es así que en poco tiempo la película “A tus espaldas”, que fue licenciada, ha vendido más de 75.000 copias autorizadas y por primera vez una película ecuatoriana fue producida en formato blueray.

A partir de esta primera experiencia, las licencias se han ido multiplicando y en la actualidad los titulares de derechos de las obras audiovisuales miran al mercado del DVD como un espacio en el cual se puede distribuir de forma legal un producto y con esto se generó una forma legal de acceso legal a la cultura.

 Una vez que se consolidó permanentemente el proceso de regularización, se observó la necesidad de implementar procesos de observancia en virtud de la facultad otorgada al IEPI en el Art. 333 de la Ley de Propiedad Intelectual, todo esto con el fin de que quienes se encuentran en el proceso de regularización no se sientan perjudicados frente a quienes voluntariamente no han querido ser parte del proceso y obtener las licencias necesarias a fin de en primera instancia no perjudicar la producción nacional. Es así que en estos procesos de observancia se ha tomado en consideración el aporte de las Asociaciones de distribuidores y comerciantes de obras audiovisuales, iniciando en todo el país un total de 37 acciones en las cuales se requirió información a la parte vigilada sobre las licencias que se encuentran obteniendo ó los avances respecto a su proceso de regularización.

En este arduo y constante  trabajo de regularización de este sector social, se han fijado nuevas metas con el fin de incentivar a quienes son parte del mismo, iniciando tutelas administrativas de vigilancia contra quienes no han demostrado su interés en tan importante proceso.