Tasas

 

Comunicado

Tarifario de tasas con descuentos

Documentos habilitantes para acceder al descuento

 

Tasas justas para un comercio más justo

Toda invención parte de una idea, esta idea nos lleva a la creación y la creación nos lleva al producto, invención u obra. La invención es patentada mediante su registro y su registro tiene un costo. Ese costo, es la tasa que todo inventor debe pagar para que su patente esté protegida dentro del territorio del país.

Regulación de las tasas

El Instituto de Propiedad Intelectual, IEPI, es la Institución encargada de reconocer, regularizar y garantizar los derechos de propiedad intelectual en el Ecuador, desarrollando una política de transformación del sistema de propiedad intelectual, convirtiéndola en una herramienta para alcanzar el Sumak Kausay o “Buen Vivir” en el Ecuador.

El IEPI genera ingresos a través de autogestión con el cobro de tasas. La regulación de los costos de las patentes y registros, es una decisión soberana, que se apega a los tratados internacionales, de los que el Ecuador es suscriptor.

El incremento en las tasas se contempló para las patentes de invención, obtenciones vegetales y marcas tridimensionales, de acuerdo a estudios comparativos con los países de la región.

Actualmente se aplican descuentos de hasta el 90% en todas las tasas de procedimientos y mantenimiento a pequeñas y medianas empresas (PYMES), universidades legalmente reconocidas en el país, inventores independientes, instituciones públicas, pequeños y medianos agricultores, empresas de economía popular y solidaria.

La regulación del costo de las tasas no hace que bajen las solicitudes de patentes, ni afecta la inversión extranjera. Los descuentos impulsan la investigación científica, siendo más accesible para el investigador patentar su invención.

El incremento de las tazas para patentes de invención se la realiza en virtud del artículo 301 de la Constitución del República del Ecuador que señala que “el órgano competente podrá establecer, modificar, exonerar y extinguir tasas y contribuciones”. Y de acuerdo a la Normativa Andina, la decisión dispone que “las oficinas nacionales  puedan establecer las tasas que considere necesarias para la tramitación de los procedimientos de Propiedad Intelectual”. De conformidad con las obligaciones internacionales establecidas en el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial y el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (el Acuerdo sobre los ADPIC), no se viola ninguna reglamentación.

El Acuerdo sobre los ADPIC, exige a los países Miembros que otorguen patentes por todas las invenciones, ya sean de productos o de procedimientos, en todos los campos de la tecnología, sin discriminación, con sujeción a los criterios normales de innovación, invención y aplicación industrial. Exige asimismo, que puedan obtenerse las patentes y gozarse de los derechos de patente sin discriminación por el lugar de la invención o el hecho de que los productos sean importados o de producción nacional.

La ley de Propiedad Intelectual fomenta la investigación

La ley de Propiedad Intelectual expedida en 1998, parte de considerar que la protección de las creaciones intelectuales es un derecho fundamental y señala que esa protección es vital para el desarrollo tecnológico y económico del país, fomenta la investigación y desarrollo, estimula la producción tecnológica nacional y confiere al Ecuador una ventaja comparativa en el nuevo orden económico mundial.

El gobierno ecuatoriano concibe la defensa de propiedad intelectual como un factor para el crecimiento y la generación de desarrollo (Buen Vivir) en nuestro país.

El sistema de propiedad intelectual está dentro de las Naciones Unidas y es manejado por la “Organización Mundial de Propiedad Intelectual” que es una agencia de ONU, compatible con los objetivos de la  propia ONU, uno de ellos es el que establece como propósito del milenio, derrotar a la pobreza.

IEPI,  institución que trabaja para alcanzar el “Buen Vivir”

El cobro de tasas para el registro de toda invención o creación genera un sistema de protección no solamente para el inventor y su obra, sino que además protege y asegura un estado que contempla como prioridad la revolución científica y tecnológica.

El valor recaudado por el pago de las tasas, se reinvierte en servicios, en los mecanismos de protección y en difundir información. Todas las actividades que realiza el IEPI las hace empleando los recursos generados a través de las tasas, pues es una entidad que se autofinancia.

El sistema de propiedad intelectual, coadyuva al “Buen Vivir”, por eso es importante para los ecuatorianos no solo proteger, sino saber cómo funciona el sistema, para promover este modelo de desarrollo a diferentes niveles, en beneficio de toda la sociedad.